• Manuel Guzmán López

Doris Metropolitan, un steak house muy contemporaneo!


La dinámica tan internacional de Houston, está revolucionando la ciudad y con ella, la propuesta gastronómica que se viene ajustando a un público más contemporáneo aunque al final, todos somos favorecidos con estos cambios.


Doris Metropolitan es una de esas nuevas propuestas que desde su llegada hace pocos meses, se ubicó en el sitial de honor. Es el lugar de moda, donde la gente bonita va a pasarla bien, a ver y ser vistos mientras disfrutan de su excelente servicio.


Doris viene a cubrir una necesidad del público amante de las carnes, cansado de los clásicos aunque estupendos Steak House.


Es un sitio muy dinámico, alegre que con su decoración y muy buen ambiente musical te contagia a penas entrar. El ambiente está concebido para compartir, para celebrar. Sus comensales, en su mayoría adultos – contemporáneo, muy bien ataviados, están disfrutando de la dinámica del lugar.


Sus dueños Itai Ben y Dori Rebi han estado en el mundo de los steak house y la maduración de carnes por un buen tiempo, así que esta es la especialidad del lugar, algo que pueden notar al entrar al comedor, ya que disponen en una bellísima cava de maduración de carnes que por cierto vale la pena detenerse a apreciarla.


Las porciones son bien generosas, claro, es un steak house, así que cuidado con dejarnse llevar.


Comencemos con un platillo que jamás puedo resistir al verlo en un menú, las mollejas de res (Sweetbreads) que las sirven en una reducción de carne, cremosas, maravillosas. Son muy intensas en sabor y por eso las ofrecen como primer plato, aunque pedir una ración tipo Dinner”, para compartir, es una excelente idea. El Chateaubriand Tartar es una buena opción para compartir y contrarrestar las mollejas. Disponen de carne “Japanesee Wagyu A-5” y aunque pareciera que 10 Oz es poco, créanme, será más que suficiente para probar y compartir dado a la intensidad de su sabor. Sigamos con las costillas de res (Falls Off The Bone Short Ribs) cocidas por 24 horas a fuego lento que parecieran que nunca fueron parte del hueso, muy ricas en sabor y demás de suaves. Las carnes son maduradas de 21 a 31 días, así que El Bone-in Rib Eye de 23 Oz inmenso, jugoso y el siempre delicioso Rib Eye de 18 Oz, son las mejores opciones para pedir.


Tienen una buena carta de vinos (en crecimiento, recordemos que es un lugar nuevo) así que no dejen de consultar su experto en vinos, el muy amable y conversador Chris McFall, quien sabrá que recomendarles.


Entiendo que los cocteles también son sus fuertes, pero se los dejaré para que averigüen y me comenten.


Una rica cena tiene que ser cerrada con un rico y dulce postre, pero les aseguro que no habrá espacio. Pero, como tenemos el compromiso moral de hacerlo, les recomiendo dejarse sorprender por la elección de su mesero y compartir ya que tienen una buen variedad que vale la pena probar.


No pierdan mas tiempo, pónganse una buena pinta y salgan a disfrutar mientras son vistos por los demás.



CONTACTO: www.dorismetropolitan.com


PRECIO: Alto


OCASIÓN: Una buena velada entre amigos o en #undiacualquiera celebrando la vida.


RECOMENDACIÓN: Está lugar está de moda, así que es difícil conseguir reservación. Organicen su velada con tiempo y hagan sus reservación. Nosotros tuvimos que usar unas “barajitas” para poder conseguir reservación


TIP DE LA SEMANA: Madurar carnes, es un arte. Está de moda. Todos pretenden saber hacerlo y hay quienes dicen que mientras más tiempo pase, mejor. Para mí, mientras más tiempo pase, mas cambiará el sabor y se alejara del sabor real de la carne. Es cierto que también será más blanda, pero con la calidad de carnes en USA y particularmente en Texas, no es algo para preocuparnos. Para mí, 21 días es suficiente, pero les recomiendo cuando tengan la opción de carnes maduradas en tiempos diferentes, como en este caso, que prueben las dos, así podrán hacer su propio juicio


Recuerden, vivan la experiencia en positivo y disfruten los resultados!