• Manuel Guzmán López

Taste of Texas, El Steak House de Houston

Actualizado: 5 de ene de 2019


Vamos a estar claro, en Texas se come carne y si en Houston hay algo bueno, son los Steak House.


Para mí, Taste of Texas es un lugar especial. Lo conocí a finales de los 70 y aunque como estudiante no podía ir, un tío cuando venía me llevaba, porque según él y bien para mí, yo estaba muy flaco. Así que al ir, siempre me trae recuerdos, aunque de verdad no voy por los recuerdos sino por sus carnes.


Al llegar a este único local (no es franquicia) te encuentras con dos inmensas banderas “Texas Size” y desde ya sabes que todo lo demás será así de grande.


Me encanta la atmosfera que crearon, una gran casona tejana, decorada al mejor estilo sureño con antigüedades “originales” en su mayoría, a lo largo de los múltiples salones.


Un lugar casual, donde los camareros parecen estar divirtiéndose al igual que los comensales. Sus dueños Nina y Edd junto a su equipo, se preocupan porque así sea.


Disfruten de las reliquias que hacen de este lugar un Museo de Texas, antes de comenzar por el “salad bar” donde disponen de cualquier cantidad de frescos productos y aderezos estupendos que tú mismo escoges y sirves.


Toda la carne es “Certificated Angus Beef” madurada por 30 días lo que la hace impresionantemente suave y deliciosa.


El corte mas vendido es el Filet que a las damas tanto gusta por lo magro, pero mi favorito definitivamente es el siempre sabroso y suave Ribeye que lo pueden pedir de diferentes tamaños, aunque no se dejen engañar por los ojos y vayan por uno intermedio. Si están de ánimos, siempre podrán pedir el Cowboy Steak de 24 oz con hueso o, el extravagante TomaHawk Ribeye de 38 oz con 14” de hueso que sale lejos del plato y que mejor es compartir entre dos. Es algo que en algún momento hay que vivir.

Me gusta acompañar mis carnes con una papa horneada con todo ( o como digo siempre, sin miedo) o espárragos con sala Holandesa que están realmente estupendos siempre y, una buenacerveza Tipo Ale.


Digan al camarero que es su primera visita y les darán el tour por la cocina donde podrán escoger sus propios cortes, que identifican dándoles prueba y luego cocida, llevarán a sus puestos haciendo una simpática y tejana demostración. Vale la pena la experiencia.


Ya me conocen y tenemos que cerrar con un buen postre, así que no duden en pedir la inmensa, riquísima y cremosa torta de chocolate de no sé cuántas capas, es tan grande como deliciosa.


Aunque me encanta una buena cerveza negra para acompañar mis carnes a la parrilla, un buen vino siempre es una buena opción, así que no hay problema porque cuentan con una buena selección de vinos que están a la altura de todos sus steak.



CONTACTO: www.tasteoftexas.com


PRECIO: Moderado-Alto.


OCASIÓN: perfecto para almuerzos y cenas de negocio o, en familia. A nosotros nos gusta llevar a las visitas para demostrarles que estamos en Texas.


RECOMENDACIÓN: Los fines de semanas el ambiente es muy familiar, pero tengan en cuenta que no toman reservaciones y la espera puede ser larga. Un buen detalle, es que venden todos sus cortes por la página web, con los condimentos y las recomendaciones para que disfruten cocinando en casa en un día cualquiera que no quieran salir.


TIP DE LA SEMANA: Todos somos muy particulares a la hora de pedir el punto de cocción de la carne. Varía mucho el sabor y la suavidad según el corte y sobre todo la cocción.


Yo siempre pregunto cuál es la cocción perfecta recomendada por el chef, de esta manera, lo apreciaré mejor. Ellos son los expertos.


Recuerden, vivan la experiencia en positivo y disfruten los resultados!