• Manuel Guzmán López

Un dato que tengo que compartir con todos ustedes, aunque suene a propaganda!

Hay quienes dicen, que la tecnología no es buena, pero la verdad, es que la tecnología es maravillosa y el saber aprovecharla lo es más. En la cocina, la tecnología también se hace presente y forma parte de las herramientas que nos ayudan a “combatir” uno de los graves problemas que estamos teniendo en la sociedad actual, la mala alimentación, por falta de tiempo o no saber cocinar.


Cuando hablamos de tecnología en la cocina, nos encontramos con una de las obras de ingeniería más precisas que se hayan inventado… el THERMOMIX, que hace que el no tener tiempo o no saber cocinar, sean solo excusas.


Este impresionantemente y maravilloso “todo en uno” electrodoméstico alemán, que salió a la venta en 1956 de la mano de su empresa madre Vorwerk (fundada en 1883) te promete y cumple, convertirte en un Gran Chef como obra de magia. Es más, los grandes chef se apoyan en él para garantizar la uniformidad de muchos de sus platillos en sus restaurantes. En mi caso, lo uso a diario aunque solo sea para hacer limonada.



Había escuchado de él desde hacía mucho tiempo, pero no había tenido la oportunidad de verlo en acción hasta que una de sus Consultoras, Alessandra, nos hizo una demostración a un grupo de amigos que ahora lo tenemos. Desde el inicio quedé impresionado y es por eso que quise compartir con ustedes este dato, aunque suene como un comercial, sin serlo.

Imaginen en un solo equipo; preparar las Margaritas que disfrutaremos durante la preparación de la cena, continuar con la preparación de la masa del pan, el brownie que será el postre (y cocinarás al igual que el pan, en el horno a la temperatura y tiempo que el Thermomixte indicará) rayar el queso parmesano que usaremos en la pasta a la boloñesa, que haremos 100% en el mismo equipo, es más, en el mismo vaso, sin tener que agregar ningún otro implemento, mucho menos ensuciar más.


Después de la Margarita, el pan y el Bronie ya estábamos entusiasmado, pero la locura llego con la pasta. El Thermomix, además de moler la carne sin el uso de otro implemento y corta los aliños, sofríe todo, para luego agregar el tomate y hacer el guiso. En la demostración, todo iba bien hasta que llega el momento que te pide agregar al guiso, el agua necesaria para que puedas cocer la pasta. En este punto, yo dije que ni de broma le haría caso a esta loca máquina y para ir seguros montaría una olla con agua aparte… De verdad, fue impresionante ver el agua caer y mezclarse con la salsa en el fondo del vaso, para luego agregar la pasta y verla girar lentamente hasta estar totalmente cocida e impregnada perfectamente de la salsa que pensé se había arruinado con el agua.


Así es, el resultado, una perfecta pasta a la boloñesa, preparada de principio a fin en el mismo vaso, solo a la espera de servir en una bella bandeja y agregar el queso que al principio rayamos. Impresionante!


Lo mejor de todo, es que No tienes que saber la receta, ya que en su pantalla, te irá indicando paso a paso lo que tienes que ir agregando y en la cantidad precisa, porque además de todo lo que les comente, también pesa en el mismo vaso mientras vas agregando los ingredientes. Maravilloso!


Thermomix, no se encuentra en tiendas, no se compra por internet. Vorwerk, es el 4 vendedor mundial puerta a puerta, así que la manera de hacerte de uno de estos expertos cocineros y sus más de 3.000 recetas internacionales, es a través de de sus consultoras, chicas amantes de la buena mesa y expertas en su uso como la encantadora Alessandra Fabri (832-605.4204) quien está súper capacitada para hacerte vivir la experiencia Thermomixcomo lo hizo con nosotros.


Si son cocineros, aquí tienen al mejor ayudante, pero si no lo son, aquí tienen a su chef. Lo demás, es echársela con sus invitados y familiares, y esperar los cumplidos por lo rico que les quedó el menú. No más excusas, a comer rico siempre!


Recuerden, vivan la experiencia en positivo y disfruten los resultados!